¿Cuál es la colocación más apropiada para los niños invidentes o con deficiencias visuales?

Leer este artículo en español

Existe una gran cantidad de información y de opiniones sobre el tema de la "mejor" colocación escolar para los niños invidentes o con deficiencias visuales. Le ofrezco unas palabras de reflexión y de recomendación a medida que examina el sinnúmero de fuentes de información que ofrecen, lo que pareciera ser, consejos contradictorios. Cada niño (y cada familia) es único en cuanto a sus necesidades de adaptación y tipos de programas. Lo que funciona bien para uno, quizás no funcione para otro. El mejor entorno incluye, tanto tiempo con compañeros videntes, para desarrollar habilidades sociales comunitarias, como tiempo con otros con deficiencias visuales, para evitar el aislamiento.

En los Estados Unidos se utilizan tres métodos para proporcionar servicios educativos a estudiantes invidentes o con deficiencias visuales: 1) escuelas residenciales/estatales para ciegos; 2) programas con salón recurso en las escuelas de la comunidad específicamente diseñados para estudiantes con deficiencias visuales; y 3) el modelo itinerante, donde los Maestros de Estudiantes con Deficiencias Visuales (TVI por sus siglas en inglés) van a las escuelas locales de los estudiantes para impartir clases. Todos los tres modelos tienen ventajas y desventajas. Vamos a examinarlos más detenidamente.

Escuelas residenciales/estatales para ciegos.

Las escuelas para ciegos ofrecen maestros que están capacitados para enseñar materias académicas y no académicas, incluyendo el Currículo Central Ampliado, el cual aborda destrezas específicas para las discapacidades visuales, y ofrecen también equipos especializados para estudiantes con deficiencias visuales. Estas escuelas son subvencionadas por el estado y no cobran a las familias por sus servicios. Están subvencionadas por el departamento estatal de educación y por el pago proveniente de la agencia local de educación en la comunidad local de su hijo.

En algunos casos, es posible que no haya una escuela para ciegos en su estado. En estos casos, su hijo puede asistir a una escuela para ciegos localizada en algún estado vecino. Por ejemplo, Oregón cerró recientemente su escuela para ciegos y actualmente tiene un acuerdo que les permite a los estudiantes de Oregón recibir sus servicios en la escuela para ciegos de Washington, Washington School for the Blind. Además de las escuelas residenciales estatales, hay también escuelas para ciegos privadas las cuales aceptan estudiantes de cualquier sitio, aunque cobran por sus servicios. Por lo general, el pago lo realiza el distrito escolar local de los estudiantes.

Las escuelas para ciegos implican ventajas y desventajas específicas. Entre las ventajas de las escuelas para ciegos está la oportunidad de participar en actividades educativas, sociales y recreativas totalmente accesibles con compañeros que también tienen deficiencias visuales. La capacidad de identificarse con compañeros con deficiencias visuales y de aprender de ellos normalmente proporciona un entorno de aprendizaje cómodo. Los más probable es que estas oportunidades sean muchas más limitadas en los distritos escolares de la comunidad de los estudiantes. Por otro lado, las desventajas incluyen un sentido falso del mundo en general, donde la mayoría de las personas con las que su hijo se encontrará son videntes. Además, los estudiantes que asisten a escuelas para ciegos de forma residencial sacrifican gran parte de su vida familiar, ya que son llevados en autobús a la escuela donde permanecen durante la semana y solo regresan a sus casas los fines de semana.

Salones recurso

Algunos distritos escolares agrupan a todos los niños con deficiencias visuales en una escuela elemental, una escuela intermedia y una escuela superior. Este método aprovecha al máximo el tiempo de enseñanza, ya los TVI pasan menos tiempo manejando entre las escuelas. Cada niño visita el salón recurso para recibir enseñanza específica a la ceguera en base al Currículo Central Ampliado y pasa la mayoría del tiempo en un salón de clases regular. De forma alternativa, algunas escuelas tienen salones recurso para servicios generales de educación especial. Lo más probable es que estos salones estén localizados en la escuela de su barrio y que los diferentes profesionales sigan el modelo itinerante.

Los salones recurso implican ventajas y desventajas específicas. Entre las ventajas de los salones recurso está el hecho de que los niños pasan gran parte de su tiempo con la población en general, mientras que al mismo tiempo tienen la oportunidad de recibir, diariamente, instrucción específica a la ceguera; también se tiene acceso fácil a materiales que hacen accesible el currículo central. Además, el salón recurso brinda a los estudiantes con deficiencias visuales la oportunidad de pasar tiempo socializando entre sí en el entorno. También le permite al personal en general capacitarse y acostumbrarse a trabajar con nuestros estudiantes. La desventaja de ser llevado en autobús a una escuela con un salón recurso reside en el hecho de que el niño no asiste a la escuela con los niños de su barrio, lo cual puede hacer que establecer amistades sea un poco más difícil y puede ocasionar que el tiempo de manejo a fiestas o eventos académicos sea más largo.

Enseñanza itinerante

En este modelo los estudiantes con deficiencias visuales asisten a las escuelas de sus barrios y los TVI van a esas escuelas. Los TVI capacitan a los estudiantes en base al currículo central ampliado, capacitan a los docentes de educación general a proporcionar instrucción accesible y les guían a través del proceso para solicitar y crear materiales de instrucción y libros de texto accesibles. En muchos casos es posible que solo haya unos cuantos niños con deficiencias visuales en el distrito escolar, convirtiendo la enseñanza mediante el método itinerante la única opción, aparte de las escuelas residenciales.

La enseñanza itinerante implica ventajas y desventajas específicas. Entre las ventajas de recibir instrucción mediante el modelo itinerante están la capacidad de asistir a las escuelas del barrio con la población general, hacer amigos en la vecindad, asistir a las fiestas locales y formar parte de la comunidad con mayor facilidad. Las desventajas de recibir servicios itinerantes incluyen la posibilidad de no poder recibir instrucción de los TVI de forma diaria y la imposibilidad de tener todos los materiales de accesibilidad fácilmente disponibles. Además, la enseñanza itinerante brinda poca o ninguna oportunidad de interactuar con otros niños con deficiencias visuales.

La colocación más apropiada

La naturaleza y el número de TVI y de los servicios de Orientación y Movilidad (O&M) se determinan de forma individual y se desarrollan en base al proceso del Programa Educativo Individualizado (IEP por sus siglas en inglés) o del Plan 504. Es durante la reunión del IEP cuando se discuten y se sugieren las opciones relativas a la colocación del estudiante; la colocación debe brindar, tanto una instrucción adecuada como oportunidades de conocer a otros con deficiencias visuales. Muchos estudiantes empiezan en un tipo de programa y van cambiando de colocación a medida que progresan a lo largo de su educación escolar y a medida que sus necesidades de apoyo e instrucción especializada evolucionan.

Los años de escuela elemental implican muchísima instrucción especializada en capacitación, tales como braille y O&M. Con mucha frecuencia en los años de educación superior se progresa a mayores necesidades de adaptaciones (¿¡cómo vamos a lidiar con geografía o cómo vamos a diseccionar una rana en biología?!) con, quizás, una menor necesidad de instrucción directa por parte del TVI. Por otro lado, ciertamente el mundo de la tecnología, el cual cambia velozmente, presentará amplias oportunidades de instrucción directa.

En cuanto a la cuestión de asistir a una Escuela Estatal para Ciegos, ya sea dirigida de forma privada o por el estado: Cada niño tiene sus propias razones individuales para asistir a la escuela. Casi siempre, la meta es abordar esas razones y regresar al niño al programa escolar local en asunto de meses, o más probablemente, años. Son muy pocos los niños que asisten a escuelas para ciegos durante todo su programa escolar.

Cuando esté investigando para encontrar el mejor método escolar para su niño, piense en cuál es el entorno más apropiado para él o ella en este año en particular. Es mejor hablar sobre sus necesidades y opciones con los profesionales en el equipo de IEP de su hijo, con otros padres que usted ha llegado a conocer, y explorar todas sus opciones. En mi opinión no hay un método ideal para enseñar a los estudiantes con deficiencias visuales; lo que hay son opciones, y cada opción tiene sus ventajas y desventajas. Lo importante es esforzarse por lograr una combinación equilibrada de experiencias que contribuyan tanto al desarrollo educativo como al desarrollo social del niño.

¿Cuáles son las opciones o ingredientes necesarios para crear una combinación equilibrada? Los dos más prominentes son la colación dentro de un entorno escolar y en programas para después del horario escolar. Notará que la tendencia actual se dirige hacia entornos inclusivos (esto significa, que se incluye a su hijo con sus pares videntes), los cuales brindan la oportunidad de hacer amistades dentro del barrio. Por ejemplo, usted puede optar por un salón recurso o por la enseñanza itinerante, pero aproveche los programas a corto plazo ofrecidos por su escuela estatal para ciegos; estos programas le dan a su hijo la oportunidad de conocer a sus pares con deficiencias visuales. Los programas de verano y de fin de semana en particular pueden ofrecerle a su hijo oportunidades de conectar con sus pares y hablar sobre temas, consejos y técnicas para lidiar con la pérdida de la visión en un mundo de videntes.

La combinación de entornos le ofrecerá a su hijo una mayor variedad de actividades que le ayudarán a desarrollar las habilidades sociales apropiadas para usar en la comunidad en general y las habilidades especializadas necesarias para compensar la pérdida de la visión. La meta: proporcionar a su hijo o hija la oportunidad de aprovechar al máximo su potencial personal, educativo y laboral.

services icon Looking for Help?

book icon Featured Book

College Bound: A Guide for Students with Visual Impairments, 2nd Edition College Bound: A Guide for Students with Visual Impairments, 2nd Edition

College Bound: A Guide for Students with Visual Impairments, 2nd Edition

Join Our Mission

Help us expand our resources for people with vision loss.